Esta web utiliza cookies propias o de terceros. Al continuar con la navegación usted acepta el uso que hacemos de ellas. Si lo desea puede modificar sus preferencias en su navegador.

¿Qué quieres buscar?

30.000 Oaxaqueños acceden a la electricidad gracias a ACCIONA Microenergía

06/04/2017

El programa “Luz en Casa Oaxaca” culmina habiendo alcanzado su objetivo de llevar la electricidad con sistemas fotovoltaicos domiciliarios de tercera generación a las comunidades más remotas del Estado de Oaxaca, con más de 7.500 familias atendidas en 488 localidades. 

“Luz en Casa Oaxaca” se ha desarrollado al amparo de una Alianza Público-Privada para el Desarrollo con el Gobierno del Estado de Oaxaca, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID).  

El acceso a la electricidad ha propiciado el aumento del 11% en la escolarización secundaria, la reducción de enfermedades cardiorespiratorias y el aumento de la actividad en 4.750.000 horas anuales para comercios, actividades artesanas, etc.

El programa ‘Luz en Casa Oaxaca’, que puso en marcha la Fundación ACCIONA Microenergía en 2012 y que acaba de culminar, ha llevado la energía eléctrica a más de 7.500 hogares en 488 comunidades rurales aisladas del estado mexicano de Oaxaca, a las que no estaba prevista la llegada de la red eléctrica convencional. Para ello, se han instalado sistemas solares fotovoltaicos de tercera generación que proporcionan al menos 4 horas diarias de electricidad a unos 30.000 oaxaqueños que disponen así por primera vez de iluminación eléctrica y conexión para aparatos eléctricos de bajo consumo (radios, cargadores etc.).

Julio Eisman, Director de  la Fundación ACCIONA Microenergía, hace balance del proyecto: “el éxito de Luz en Casa Oaxaca radica, no sólo en haber llevado la electricidad a 30.000 personas mejorando radicalmente sus condiciones de vida, sino también en haber demostrado la viabilidad técnica y económica de este modelo de electrificación rural, basado en unir capacidades tecnológicas, experiencia y financiación de empresas privadas, instituciones públicas locales e internacionales, implicando también a los propios usuarios en la sostenibilidad del sistema”. 

Desde el punto de vista sanitario, disponer de electricidad en el domicilio  minimiza el riesgo de enfermedades oculares y respiratorias por la utilización de elementos de iluminación como lámparas de petróleo o madera, que generan humos perjudiciales y cuya intensidad es insuficiente. A nivel económico, la luz eléctrica está permitiendo un ahorro anual de, aproximadamente, 800.000 € en energéticos alternativos y el aumento de 4.750.000 horas anuales dedicadas, por ejemplo, a comercios y actividades artesanas.

Además, este programa beneficia a más de 9.000 niños en edad escolar que emplean unas 500.000 horas más al año para realizar tareas escolares, lo que facilita un incremento de la escolarización de hasta el 11% de los matriculados en secundaria, mejorando sus perspectivas de acceder a empleos cualificados.
El empleo de sistemas fotovoltaicos domiciliarios evita la emisión de más de 1.200 toneladas CO2 y el vertido incontrolado de 13,3 toneladas de pilas anualmente.

Equipos fotovoltaicos domiciliarios para electrificación rural

En los cinco años de duración del programa “Luz en Casa Oaxaca” se ha demostrado la viabilidad técnica y económica de su modelo de acceso a la electricidad para poblaciones aisladas, mediante sistemas fotovoltaicos domiciliarios de tercera generación, que implica una inversión por vivienda inferior al 90% de la necesaria para conexión a las redes eléctricas tradicionales. Esto permite que el programa “Luz en Casa” sea replicable en otros entornos rurales aislados, que, en el caso de Latinoamérica, concentran a la mayoría de los alrededor de 30 millones de ciudadanos sin acceso a la electricidad en esa región.
De cara a asegurar la continuidad del servicio eléctrico ofrecido, se ha creado una red de seis Centros de Atención a Usuarios (CAU), ubicados en municipios de  referencia para las comunidades beneficiarias. Los usuarios acuden a estos CAU a recibir servicios de asesoramiento, reparación de los equipos solares y compra de aparatos eléctricos de bajo consumo y compatibles con los sistemas.  Igualmente se ha impulsado la creación de 488 Comités de Electrificación Fotovoltaica (CEF), uno en cada comunidad, cuyos miembros –una mujer al menos en cada uno de ellos– son elegidos por y entre los usuarios para representarlos en el programa. Con estos CEF se ha formado una red de acceso a estas comunidades aisladas, que puede aprovecharse en otras intervenciones sociales.

Un nuevo modelo de cooperación

Este proyecto surge de la Alianza Público-Privada para el Desarrollo integrada por la filial de la Fundación Acciona Microenergía, ACCIONA Microenergía México, junto con el Gobierno del Estado de Oaxaca y las Agencias de Cooperación Internacional para el Desarrollo española y mexicana.

La Alianza Público-Privada para el Desarrollo es un modelo de gestión de la cooperación muy novedoso, ya que, partiendo de la iniciativa privada y su know-how, suma los apoyos de diferentes actores del sector público, con recursos económicos, técnicos e institucionales.

El proyecto Luz en Casa Oaxaca ha involucrado también a la sociedad civil: a personas de todo el mundo que han colaborado a través de microcréditos sin interés gestionados por la ONG Kiva, y, principalmente, a los propios beneficiarios que se hacen copartícipes de la sostenibilidad económica del programa, con aportaciones que son inferiores al gasto que antes realizaban en equipos alternativos de iluminación (lámparas de petróleo, madera, pilas…).

ACCIONA Microenergía

La Fundación ACCIONA Microenegía es, desde 2008, el canal del grupo ACCIONA para encauzar sus iniciativas de cooperación para facilitar acceso a servicios básicos a comunidades desfavorecidas. En estos años ha centrado su actividad en proporcionar acceso a la energía de poblaciones rurales aisladas de México y Perú, sin expectativa de cobertura por las redes de distribución convencionales, mediante programas económicamente sostenibles con un modelo de actuación de “microempresa social” que provee, mediante sistemas fotovoltaicos domiciliarios, un servicio básico de electricidad que sea asequible a usuarios de muy bajos ingresos. Su modelo de actuación es el de “microempresa social”, es decir, el usuario recibe su servicio de electricidad básico mediante sistemas fotovoltaicos domiciliarios asequibles a sus ingresos, de manera que el modelo de suministro busca ser sostenible de manera autónoma reinvirtiendo en el mismo fin los excedentes económicos generados.

La Fundación ACCIONA Microenergía es una iniciativa del grupo ACCIONA, empresa española líder global en la implantación de energías renovables e infraestructuras sociales y la gestión integral del agua, y se enmarca dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Asamblea General de Naciones Unidas entre los que figura el de “garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos”.

Más información en  ACCIONA Experience

Ir arriba